06 febrero, 2012

Científicos rusos excavan 3,800 metros de hielo y alcanzan el lago Vostok

Después de 22 años de arduo trabajo, científicos alcanzaron la superficie de un lago sub-glacial antártico sellado por más de 14 millones de años.

lake-vostok-nsf

En 1990, un grupo de investigadores rusos empezaron a excavar una capa de hielo de cuatro kilómetros de profundidad con el fin de alcanzar un lago sub-glacial prehistórico llamado Vostok, ubicado cerca al Polo Sur. Según el anuncio publicado hoy en el portal RIA Novosti, los científicos tuvieron que perforar 3,768m de hielo para llegar a la superficie del lago que ha permanecido aislado por alrededor de 14 millones de años.

El lago Vostok es la red de lagos sub-glaciales más grande del mundo. Está compuesto por al menos 200 pequeñas lagunas que se formaron cuando la Antártida era un continente mucho más cálido de lo que es en la actualidad, ya que aún permanecía unida a Australia.

Las estimaciones sugieren que los niveles de oxígeno son 50 veces superiores al encontrado en un típico lago de nuestros días. Todas estas características lo convierten en un ambiente único para encontrar extrañas formas de vida —especialmente extremófilos— que pueden haber evolucionado de manera diferente a las especies que hoy conocemos.

La expectativa generada en los astrobiólogos también es importante ya que las condiciones del Lago Vostok serían bastante similares a las encontradas en los polos marcianos o en ciertas lunas de Júpiter (Europa) y Saturno (Encélado), donde la sonda espacial Cassini de la NASA encontró sólidas evidencias de la presencia de un océano de agua salada bajo su superficie helada.

Si se logra encontrar vida en lugares tan inhóspitos como en el lago Vostok —un lugar profundo, oscuro, frío y sometido a una gran presión— abriría las posibilidades para encontrarla en otros lugares dentro y fuera de nuestro sistema solar que cumplan con las mismas condiciones.

Recordemos que el año pasado el trabajo fue cancelado a escasos 29 metros de alcanzar el objetivo debido a las duras condiciones del Polo Sur. Los científicos trabajan contra reloj ya que el verano antártico dura muy pocas semanas y está muy próximo a terminar. Si no logran culminar con el trabajo a tiempo, deberán esperar hasta el próximo año para hacerlo.

La tarea es sumamente complicada porque se debe evitar a toda costa contaminar un ambiente único en el mundo. Para esto, los investigadores están desarrollando pequeños robots nadadores que tomará muestras del agua y los sedimentos del lago Vostok. Esta etapa se desarrollará el próximo año después de que las evaluaciones de impacto ambiental sean aprobadas en una reunión de los miembros consultivos del Tratado del Antártico en Mayo del presente año.

Vía | Rianovosti & WiredSience

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, se respetuoso con tus comentarios y críticas. Cualquier comentario ofensivo será eliminado.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...